La Audiencia Nacional manda a juicio a Imanol Arias y Ana Duato con 30 años de petición de cárcel

Se ha presentado en el transcurso de estos días un juicio contra Imanol Arias y Ana Duato, los cuales son actores reconocidos, ambos de procedencia española. Por un fraude millonario contra la Hacienda Pública en el caso Nummaria. Anticorrupción señaló que para evitar que las actividades ilícitas que realizaban fueran detectadas, crearon unas sociedades en diversos países, las cuales ayudaban y facilitaban a que se opacaran las operaciones en el despacho de Nummaria.

Su fin era evitar la tributación

Se incluye que la mayoría de las estructuras realizadas para todos los clientes afectados eran idénticas y tenían como objetivo evitar la tributación por el Impuesto de Sociedades o el IVA de las sociedades operativas españolas. Reclaman para Duato 32 años de prisión y a Arias 27 años, sin embargo, la Abogacía del Estado, pide que se les den penas similares de 28 años a los dos, que suman o serían aproximadamente 16 millones de euros.

Existen fianzas solidarias dadas en juicio oral a Duato con tres acusados más de más de 2,5 millones de euros que vendrían siendo una indemnización a la Hacienda Pública por este fraude cometido entre los años 2010-2017. Mientras que Arias también se le impone una fianza solidaria de más de 2,4 millones de euros por los impuestos dejados de abonar entre los años 2010-2015.

Tanto Arias como Duato fueron totalmente hábiles

Fueron hábiles en cuanto al sistema que utilizaban, no dejaba rastros de las operaciones fraudulentas ya que ocultaba la titularidad de las sociedades con las que trabajaban. Es decir, en la facturación que les hacían a los clientes evitaban poner el nombre de la sociedad operativa.

Lo que hacían era poner el nombre de una sociedad que si estaba sometida al régimen de tributación. Así como de impuestos sobre la renta, de esta manera lograban distraer o simular la salida del país de las rentas que no tenían alguna tributación.

Forma de controlar el fraude

Para controlar este fraude que realizaban, el responsable de Nummaria contó con su hijo, cuyo nombre es Pedro Ángel Peña Bello y también con los jefes de departamento los cuales son José Luis Álvarez García quien tenía un puesto de fiscal en dicho despacho.

Pedro Mena Regodón quien era el contable y Francisco Javier Gómez Gutiérrez quien desempeñaba los cargos de jurídico, todos estos, según lo advertido y enseñado actuaban bajo la jefatura de Peña manteniendo también la actividad ilícita desde el año 2005.

En estos momentos Ana Duato se encuentra pidiendo una presunción de inocencia, que se refiere a que toda persona acusada de un delito merece que se le presuma de inocente siempre y cuando no se haya probado aún su culpabilidad. Mientras que Imanol Arias mantiene no se ha pronunciado al respecto.

Leave a Reply