¿El calor no te deja dormir? Consejos para descansar mejor, también en verano

Por lo general, la mayoría de la población española duerme mal. Por si fuera poco, cuando el verano llega, la situación es peor. Tanto que la Sociedad Española de Neurología expresa que más de 4 millones de españoles sufre un trastorno del sueño crónico o grave.

La Sociedad Española de Neurología

No solo expresó que más de 4 millones de españoles sufren un trastorno del sueño grave o crónico. Sino también, aseguró que entre el 20 y 48% de la población adulta; tiene problemas para conciliar el sueño, no solo eso sino para mantenerlo.

La Sociedad Española de Neurología planteó la problemática porque las personas no se interesan en la situación, así como tampoco deciden buscar ayuda profesional. Más de dos tercios de ese porcentaje sigue su vida normal, sin prestarle atención a su trastorno del sueño, o peor aún, a las consecuencias que el mismo puede desencadenar.

La calidad del sueño en España es mejorable

Del 20 al 40% de la población adulta en España que sufre trastorno del sueño, ya sea crónico o grave, solo el 5% se automedica para dormir. Jana Fernández es quien se pronunció sobre el tema. Vale mencionar que Fernández es comunicadora y su especialidad es el bienestar y el descanso. Ella se ha encargado de afirmar que la calidad del sueño en el territorio español es mejorable.

Por otra parte, enunció una serie de síntomas que son típicos de un mal sueño. Entre ellos se encuentra, levantarse cansado o de mal humor. Evidentemente, son síntomas que han venido normalizándose sin prestársele mayor atención.

Bienestar y descanso

Las personas verdaderamente no están conscientes de que ocurre en el sistema del ser humano cuando duerme. Es un proceso fisiológico, no solo de limpieza y recuperación, sino también de regeneración.

Dormir bien garantiza el bienestar y el descanso. Sucede todo lo contrario cuando se duerme mal, comenzando porque cuando sucede una privación continuada del sueño. Es posible sufrir trastornos neurológicos, como el ictus, Parkinson, Alzheimer, añadiendo también enfermedades neuromusculares, hipertensión u obesidad, las cuales se hacen más frecuentes.

España y el mundo entero están basados en una cultura de ultra productividad. En ocasiones cuando el día se hace corto, las personas comienzan a tomar horas de la noche. Incluso se hace común disfrutar del ocio nocturno. El problema ocurre cuando no se duermen las horas mínimas, debido a que al día siguiente, el cansancio pesa.

Leave a Reply