Investigadores del CSIC trabajan en un spray para engañar al virus y frenar la infección

Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) está desarrollando un espray bucal antiviral que utiliza unas biomoléculas (polisacáridos) para simular la superficie celular donde se adhiere el virus del Covid-19 y poder así atraparlo y detener la infección.

El spray actúa incidiendo directamente en el mecanismo que usan muchos virus para introducirse en las células. Si se confirmara que estas moléculas existente en el spray actúa de manera eficaz, este spray podría ser un antiviral aplicable para frenar diversos virus que inciden en el microorganismo.
Si el spray resulta ser exitoso, podría empezar a comercializarse muy pronto ya que su composición, ya se usa en varios tratamientos y las moléculas son de origen natural.
El proyecto, liderado por los investigadores Julia Revuelta y Alfonso Fernández Mayoralas, del Instituto de Química Orgánica General (IQOG-CSIC), está financiado por el CSIC a través de su Plataforma Salud Global.
”Actualmente se cree que la infección comienza en las cavidades buco-faríngeas, por lo que la formulación de un espray en base a dichas moléculas permitirá crear, tras su administración, una barrera en la que las partículas del virus queden atrapadas perdiendo así su capacidad infectiva. Incluso en el caso de que la infección ya haya comenzado, su uso neutralizaría las partículas virales provenientes de la replicación en células infectadas en esta fase incipiente, inhibiendo la propagación de la infección hacia la zona pulmonar y disminuyendo, por consiguiente, la gravedad de la infección”, explica Revuelta.
”Igual que otras familias de virus, el SARS-CoV-2 utiliza carbohidratos presentes en la superficie de las células epiteliales para adherirse y progresar en la infección. En particular, se ha propuesto que el virus se adhiere a polisacáridos de la superficie celular de tipo sulfato de heparano (moléculas de una estructura similar al anticoagulante heparina) a través de la proteína Spike, la glicoproteína de la envoltura viral, antes de unirse al receptor celular ACE2”, detalla Revuelta.

Leave a Reply