Macron sale al rescate de sus empresas con una bajada de impuestos a la producción de 20.000 millones

Para analizar esta polémica que se ha generado en Francia es necesario primeramente saber ciertas cosas. En primer lugar, que la polémica es generada por la baja de impuestos de producción para evitar la deslocalización.

¿Qué es la deslocalización?

Se trata de una mudanza o cambio que realizan algunas empresas de los países desarrollados a los países en vías de desarrollo por lo general porque tienen menos costes, por lo tanto eso beneficia en una gran medida a las empresas.

Esto sucede porque en algunos (no se puede generalizar) países desarrollados se produce un coste muy alto de los impuestos. Tanto que afecta a la empresa porque al momento de recibir sus ganancias estas no parecen tantas, pues no son tan altas; debido a toda la cantidad de impuestos que deben cancelar los propietarios de las mismas.

¿Qué motivó a Francia a tomar esta decisión?

El ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, considera que las deslocalizaciones son un punto negativo para el país, ya que producen un escándalo tanto económico como político. También puntualiza en que las empresas y en general del ámbito industrial han tenido que marcharse de este país por la alta tasa de impuestos.

De igual modo, estas personas que formaban parte del ámbito industrial tenían que contribuir, modalidad que se ha ido practicando durante varios años (20 o 30 años). Aunado esto, un punto que ha ayudado a que tomen esta favorable decisión es la decadencia económica que ha generado el Covid-19.

Mejoras de este país en el ámbito industrial

Ahora bien, como ya ha sido tomada la decisión de bajar la tasa de los impuestos sobre la producción, que aún no se sabe cuáles serán específicamente los impuestos que bajarán porque el gobierno de Francia no ha precisado nada sobre ello, se puede notar que esto será una reducción significativa de la Cotización sobre el Valor Agregado de las Empresas (CVAE).

Esta gran idea atraerá a muchos inversionistas y empresas, también motivará a las ya existentes,  aún estaban luchando y sobreviviendo con la alta tasa de impuestos que había. Así será más fácil y sencillo invertir en este país, habrá mayor competitividad.

Además, hay un punto que también ha pensado el Gobierno, el cual es el de recolarizar las compañías en Francia, y esto generará un mayor incentivo. Se anunció una reducción en 20.000 millones de euros. De acuerdo con lo mencionado tales reducciones comenzarán a materializarse en 2021 y 2022 con 10.000 millones de euros en cada uno.

Leave a Reply