Cómo solicitar la jubilación para amas de casa

Las amas de casa cumplen un papel fundamental en todas las familias. Claramente, no recibe el respaldo o la protección que merece, es un trabajo muy sacrificado a pesar de que la sociedad no lo considere de tal manera. Es por este motivo, que en todo el territorio español, aquellas mujeres que han dedicado su vida a su hogar y por tanto no han cotizado. Tienen derecho a una prestación no contributiva, siempre y cuando cumplan con ciertas condiciones.

Amas de casa que sí han cotizado

Aquellas amas de casa que tengan por lo menos 35 años cotizados, podrán acceder a su jubilación sin problema alguno. Evidentemente, estas mujeres que desean optar por tal jubilación, deben tener la edad para poder jubilarse.

A pesar de que la sociedad no reconozca el trabajo de las amas de casa. Además, dentro de la seguridad social no se encuentre reflejado. Se debe recordar que tienen derecho a acceder a la prestación para su jubilación, la cual se denomina como prestación no contributiva.

Edad mínima

Las mujeres que se han dedicado por completo a su hogar y desean solicitar la jubilación. Deberán tener 65 años para poder realizar todo el trámite comprendido para tal solicitud. Aunado a ello, tienen que tener ingresos menores a cinco mil euros anuales.

Otra de las condiciones o de los requisitos para poder solicitar la jubilación, es que hayan cotizado por mínimo 15 años. Sin embargo, la mayoría de las amas de casa no cumplen con tal condición. Pero, es allí donde se les ofrece la prestación no contributiva, debido a que nunca han cotizado.

Las personas mayores de 65 años, en especial las amas de casa que logran obtener la jubilación. Gozan de una prestación económica, así como de asistencia médica y farmacéutica, claramente cada uno de estos servicios es gratuito y garantizado.

La residencia en España como requisito indispensable

Para poder solicitar la jubilación, las amas de casa, deberán tener residencia en el territorio español, pero no solo eso, sino que también deberán de haber vivido en España durante 10 años como mínimo.  Dos de estos años deben ser ininterrumpidos e inmediatamente anterior a la solicitud.

En relación con el tema monetario, este se rige por las características específicas de cada una de las mujeres que solicitan la jubilación. Es así que cuando los ingresos son inferiores a los 395 euros pero vive con familiares, cumple cabalmente con tal condición.

De esta manera es que las amas de casa pueden solicitar la jubilación. Cumpliendo cada uno de los requisitos, para luego de ello gozar de los beneficios que el estado le ofrece. Se debe tener en cuenta, que se trata de un trabajo como cualquier otro.

Leave a Reply